05 abril, 2008

Enhorabuena y gracias

Una victoria de la libertad


Nuestro colega ALTA VELOCIDAD un medio de transporte distinto ha llevado a cabo una loable iniciativa para acabar con la prohibición de tomar fotografías en las estaciones, vigente hasta el pasado día 1 de Abril por dictado de ADIF, el titular de las instalaciones ferroviarias. La iniciativa, plasmada en la denuncia y la campaña de recogida de firmas, ha sido una lucha por la libertad que ha puesto en evidencia el arbitrismo y la arrogancia irresponsable de inventarse, motu propio, una legislación inexistente. La prepotencia por la prepotencia. Sin justificación alguna y un puro sinsentido, en un afán de algunos chismundis de ser más papistas que el papa ha llevado a encubrir la prohibición de fotografiar estaciones bajo el eufemismo de un ilegal carné de aficionado. Porque, además, todo ha resultado ser una chapuza ya que los amigos de recortar libertades por su cuenta y riesgo han llegado a emitir las “autorizaciones” pertinentes a etarras convictos y confesos. Esperpéntico.

Enhorabuena al colega por haber hecho valer la libertad de plasmar en negro sobre blanco,según el viejo aforismo, las cosas del fascinante mundo ferroviario, en definitiva por hacer valer la libertad a secas. A ésta, como al campo, es difícil ponerle puertas y un valor cívico exigir que así sea.


1 comentario:

Nexofer dijo...

Hace muy pocos días, vi como a una señora mayor que hacía unas fotos en la estación de Atocha con su cámara digital, le decía un guarda de seguridad que no podían hacerse fotos, y la obligaba a que le enseñara las fotos que había hecho y después a borrarlas, y yo me planteé que si la señora hubiese sacado un móvil o PDA o cualquier otro dispositivo electrónico y hubiese simulado estar manipulándolo habría hecho todas las fotos que hubiese querido, así que, por mucho impedimento que se ponga, estos se convierten en inútiles frente a la tecnología actual de uso doméstico, así que no tiene mucho sentido que se tenga que entretener al personal de vigilancia en tareas inútiles.