30 diciembre, 2008

Otra más, de FOMENTO


La ministra de FOMENTO y los billetes de tarifa reducida



“Madrid. 24/12/08.- La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha anunciado que a partir del próximo 1 de enero subirán un 6,28 por ciento las tarifas de los trenes de Cercanías y un 4 por ciento los trenes de Alta Velocidad. Sin embargo, también ha anunciado que Renfe duplicará el número de billetes de tarifa reducida en el AVE y trenes de largo recorrido.” (de la prensa)



Esta ministra, no para de hacer una tras otra. Ahora le toca el turno de despropósitos al incremento del nº de billetes de Larga Distancia y AVE con descuento, por tarifa reducida, duplicando el número de éstos.

Esta señora parece desconocer, desautorizando a los técnicos de RENFE que cuando se hacen las cosas, será por algo. Que, por ejemplo, los servicios de Alta Velocidad y Larga Distancia de la Operadora, deben y tienen que alcanzar YA, en un año, números negros en su cuenta de pérdidas y ganancias. No porque sí. Porque así, lo establecen las correspondientes directivas europeas y porque para estos servicios ya no puede haber subvención. Y, sobre todo, por pura racionalidad económica. No contenta con ello, se mete a distribuidora de rentas y fiscalista desaforada. En vez de que sean los ciudadanos que usan los servicios quienes sufraguen su coste, esta lumbrera fiscal decreta “café para todos” o sea, que los paguen todos los ciudadanos con sus impuestos –vía déficit- aunque no tengan AVE ni CERCANÍAS y mal vivan con un mísero tren al día, que algunos, muchos, ni eso. ¿Acaso también desconoce las leyes del mercado y cómo se fijan los precios en una economía de libre competencia –es un decir-? Los ciudadanos ya pagamos las infraestructuras con nuestros impuestos, las usemos o no. Ahora, también pagaremos la explotación de los trenes, abaratándoselos a los que los usan, los usemos nosotros, o no. ¡Toma socialdemocracia...!

Pero, a esta señora eso no le importa. Lo que hace es usar su puesto de ministra, -en el que ya ha hecho méritos más que sobrados, con los más condescendientes criterios de rentabilidad laboral, para haber sido puesta en la calle- para fines electorales, creyéndose que de esa manera lava sus numerosos desaguisados. En un gobierno con un mínimo de coherencia el Ministro de Economía la habría llamado al orden. Lo que ocurre es que este ministro lleva ya tiempo escondido debajo de la mesa, esperando irse o que le echen. Como dijo aquel político conservador: ¡vaya tropa!


6 comentarios:

Anónimo dijo...

El corredor de Madrid Barcelona llea ganados más de 30 milones.

El de sevilla, continúa con un milloncejo o asi.

Anónimo dijo...

Compran cientos de trenes y como no los llenan a bajar precios
¿A ninguno se les ha ocurrido que quizás hay que comprar menos trenes?

Anónimo dijo...

cientos cientos?
16 trenes S103
16(+10?)trenes S102

Tampoco son demasiados. Y hay que tener en cuenta frecuencias y disponibilidad del material

Anónimo dijo...

El tono de este comentario tiene un sesgo político bastante inapropiado. Las compañías aéreas también ponen precios de risa de vez en cuando y nadie dice que sus directivos hagan "socialdemocracia". Simplemente es una estrategia comercial que además sólo representa actualmente el 7% de los billetes en venta. El tono de este comentario sobra, sin duda.

Saludos desde Palencia.

Anónimo dijo...

ESTO ES PEOR QUE INTERECONOMÍA

FTF, Foro del Transporte y el Ferrocarril dijo...

Para el 4º Anónimo:
No se entiende eso de "un sesgo político bastante inapropiado". Esta publicación no es política y lo que es "un sesgo político inapropiado" es utilizar las tarifas de una empresa pública para hacer política. Porque lo que no paga el viajero del AVE por esos descuentos, lo paga el ciudadano de Bollullos que no viaja en AVE.
Las compañías aéreas pueden hacer lo que les de la gana con su dinero, porque son privadas. Allá sus accionistas y sus políticas comerciales.
Claro,que tiene que haber medidas de marketing, pero no las debe poner la ministra ni Fomento, que de eso lo desconocen todo.
Lamentablemente Ud confunde tono con crítica. Que poco cuajan los hábitos democráticos ....