06 agosto, 2007

El mito del déficit de inversiones en infraestructuras en cataluña (I)
La inversión real global

Hace pocos días nos referíamos en este blog a las verdaderas causas del estado de las cercanías barcelonesas y ya apuntábamos que las infraestructuras ferroviarias habían seguido en la Comunidad Autónoma una evolución pareja a la de otras regiones, como la de Madrid. En este post y siguientes profundizaremos algo más en lo que ponen de relieve las cifras de una serie de estudios recientes llevados a cabo por la Fundación BBVA en colaboración con el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) (*).

Con algo más de 7 millones de habitantes según el padrón de 2006, lo que supone el 16% de la población española, casi el 19% del PIB y con un territorio que representa el 6,4% del total español, Cataluña es la comunidad autónoma con una mayor dotación de capital en términos absolutos. Durante los últimos 25 años el stock de capital se ha duplicado, creciendo a una tasa anual media cercana al 3%, siendo la expansión del capital público en este período muy importante.

La evolución de la inversión global, en términos reales, ha seguido una evolución muy similar a la del conjunto de España, con dos “tirones” en 1998 y 2004. En su conjunto la FBC era en 2004 3,5 veces la del año 1980, algo superior a la media española, lo que pone de manifiesto que, en términos agregados no cabe hablar de discriminación inversora. En una próxima entrega se analizará, con más detenimiento, la inversión en infraestructuras públicas.

__________________________________

(*) Fundación BBVA. Cuadernos de Divulgación. Serie disponible en www.fbbva.es. Capital y crecimiento, nº 7: “Composición de la inversión y dotaciones de capital en Cataluña”. 2007

1 comentario:

LSL dijo...

¿No tienen mejores datos? Porque los que veo no demuestran nada de lo que dice el artículo. Muestran la evolución de inversiones en relación con las del año 1980, pero no nos dicen si ese año las inversiones fueron altas o bajas en Catalunya. Porque si fueron ese año mucho más bajas que la media -cosa que me parece más que probable- su flamante gráfico sólo estaría confirmando la persistencia en el tiempo de esa discriminación.